Psicología, Psicopedagogía, Pediatría, Psiquiatría y Logopedia para niños y adultos en Carballo

Mudanzas, cambios y estrés… ¡Nos hemos trasladado!

mudanza

Como ya os adelantamos ayer en nuestro Facebook, nos hemos trasladado. Decimos adiós al barrio del Chorís en Carballo, en el que tan bien nos hemos sentido este tiempo, y nos vamos a otra zona, a la C/ Fomento, Nº 51, 1º E – Carballo, en la que esperamos estar mucho tiempo y también muy a gusto.

Además de enseñaros algunas fotos para que conozcáis cómo es el nuevo Centro, quisiera contaros cómo fue la experiencia (y cómo sobrevivimos a ella), y algunas recomendaciones para afrontarlo, ya que cualquiera que se haya enfrentado a una mudanza (y sí, digo enfrentarse porque parece una lucha constante, ya que a veces todo son obstáculos), sabe el estrés que genera.

El porqué de un cambio: una mudanza para crecer

Por si no nos conocíais, el Centro estaba situado dentro de la propia vivienda (dividida en dos plantas), concretamente en la planta inferior.  Esto que en principio puede parecer muy cómodo al trabajar “en casa”, pasado un tiempo no lo fue: se trabaja hasta tarde porque no hay que desplazarse o constantemente se ven las tareas pendientes, lo cual impide desconectar y diferenciar el tiempo profesional del personal. Además, cada vez se hacía más evidente que se necesitaba más espacio para poder ofrecer nuestros servicios con una mayor comodidad.

Así que hace unos meses empezamos a plantear la posibilidad de trasladar el Centro, con gran ilusión y visualizando un precioso y acogedor local en el que crecer. Cada vez el cambio se veía más cercano, hasta que al fin, poco antes de Semana Santa, nos lanzamos a ello. Y en este momento empezó la odisea:

  • Buscar y visitar locales que no encajaban con lo que quería (malditas expectativas, ¿verdad?)
  • Tramitar documentación ante autoridades pertinentes: seguros, sanidad, ayuntamiento…
  • Problemas con altas de suministros: luz e internet las más complicadas de conseguir y las más necesarias para poder continuar el trabajo y como siempre, papeles que no llegan o faltan y todo se retrasa más de lo que uno quiere (y hay que mantener la calma)
  • Trasladar todas las cosas de un Centro a otro: la mudanza en sí fue lo que menos tiempo llevó, aunque sí lo más agotador físicamente
  • Comunicar a los pacientes el nuevo cambio
  • Y finalmente, el punto en el que nos encontramos todos ahora, la adaptación al nuevo Centro

Como comenté antes, mudarse genera mucho estrés,y no solo nosotros debemos adaptarnos a todos los cambios y sentimientos que produce, también las personas que nos rodean, ya que es muy normal sentir ansiedad, irritabilidad, tener cambios bruscos de humor, apatía, dificultades con el sueño o el apetito.

Imagen-cambio-pez

¿Cómo sobrellevar mejor una mudanza?

  • Planificación y organización: contar con el tiempo necesario para poder hacer las cosas con calma y una a una es básico para que la ansiedad no se apodere de nosotros.
  • Pedir ayuda: tanto con el traslado de las cosas como con los trámites. Aprender a no tener que hacer todo uno solo porque “yo lo hago mejor y tú no sabes hacerlo como lo haría yo”
  • No dejarnos arrastrar por nuestros pensamientos catastrofistas: no hacerles caso o desmontarlos dándonos de nuevo los argumentos que nos llevaron a iniciar el cambio y los beneficios de esta evolución
  • Aprovechar para deshacernos de todo aquello que acumulábamos y que ya no nos sirve: tendemos a guardar y guardar por miedo a necesitar usarlo, pero lo cierto es que si no sabíamos que determinada cosa estaba ahí… ¿realmente la necesitamos?
  • Descansar y comer bien: si dormimos poco y comemos mal, no tendremos la energía necesaria para afrontar todos los cambios que hay que hacer, estaremos de peor humor y más cansados.
  • Paciencia: tómate tu tiempo y asume que los demás también lo harán. Los trámites tienen su ritmo y no por mucho que nos agobiemos las administraciones harán las cosas más rápido.
  • Conoce la zona, a tus vecinos, los recursos que te ofrece la nueva situación y comienza a disfrutar de ellos

En nuestro caso, el entusiasmo inicial, la ilusión y las ganas de cambio, dieron paso a unos fuertes sentimientos de ansiedad y catastrofismo (seguro que cualquiera que haya pasado una mudanza sabe de lo que estoy hablando). Pero cómo no, tras toda incertidumbre y tormenta llegó la calma, y de nuevo volvieron el entusiasmo, la ilusión de re-empezar en un sitio nuevo y las ganas de crecer.

Esta semana es cómo volver a empezar, con muchas ganas de hacer cosas nuevas (nuevas terapias y cursos), de que vengáis a visitarnos y a conocernos, de aumentar la calidad de nuestros servicios, de ayudar más y mejor, y en definitiva, de seguir creciendo a vuestro lado.

gracias

Gracias por apoyar a La Realidad Inventada. Centro de Psicología desde que empezamos esta aventura, sin vosotros no habría sido posible mantenernos y realizar este cambio, para mejor.

Aquí podéis ver unas fotos del Centro, ¿qué os parece?

 

GRATIS

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X